Alexis de Tocqueville. Un observador de la democracia

alexis_de_tocqueville
 Se ha sostenido frecuentemente, que Alexis Henri Charles de Clérel, vizconde de Tocqueville fue un pensador, jurista, político e historiador francés, precursor de la sociología clásica y uno de los más importantes ideólogos del liberalismo, pero la autenticidad  de su pensamiento radica ante todo en la observación, crítica y analítica de los aspectos culturales, tanto políticos como económicos y sociales que se presentaron en su período. Desde ahí, contribuyó a definir concesiones y conceptos valóricos y morales, los cuales en el trascurso de la historia sirvieron a distintas entidades para definir sistemas e estatutos de gobierno.
 
Alexis de Tocqueville nace el 29 de julio de 1805 en una familia de ultras monárquicos franceses. Sus padres murieron guillotinados durante la Revolución francesa, por lo que su vida fue confiada al abate Lesueur, de inclinación Jasenista, prosiguió sus estudios secundarios en el liceo de Metz, en 1821, y en 1827 con el grado de licenciado en derecho obtuvo una plaza de magistrado en Versalles. Pero cabe señalar su asistencia al curso dictado por Francois Guizot en la Sorbona sobre L’ histore de la civilisation en france en 1830. Las reflexiones de Guizot, sobre el avance irreversible de la igualdad en suelo europeo además del uso del concepto de equidad social y otras categorías de análisis, dejaron una huella indeleble en Tocqueville, es más, desde mi punto de vista me atrevería a plantear que este hecho gatillo en él, la actitud y el deseo de analizar críticamente los aspectos sociales, políticos y económicos de la sociedad. Cualidad reflejada en la obra, La democracia en América, a la cual le otorgaría la afirmación cliché, “uno de los principales pensadores del liberalismo”:
 
                                     “En realidad, el propósito había sido explícitamente anunciado a Eugene Stoffels, viajo compañero de estudios en Metz, en carta fechada en Paris el 21 de febrero de 1831. Partimos con la intención de examinar en detalle y lo más científicamente posible todos los mecanismos de esa vasta sociedad americana de la que todos hablan y que nadie conoce. Y si los acontecimientos nos dejan tiempo para ello, nos proponemos llevar con nosotros los elementos de una buena obra o, por lo menos de una obra nueva, puesto que nada existe a este respecto 
En aquella obra, Tocqueville supo reunir, como Montesquieu, dos miradas que por lo general se excluyen o subestiman mutuamente: la mirada del filósofo y la del sociólogo; la mirada que reflexiona y juzga, y la que observa y explica. Concluyó y consideró que la igualdad de condiciones, como la justa libertad, el derecho general a la independencia, el sometimiento de la ley sin esfuerzo y la consideración respetuosa, no fanática, sino razonada y tranquila a la autoridad del gobierno nos arrastraría tarde o temprano a un estado social democrático. En definitiva, Tocqueville, más que uno de los principales pensadores del liberalismo, fue un pensador y observador de la democracia.