Avengers Endgame: El que mucho abarca…

Lo prometido es deuda, así que fanáticos acérrimos de la saga de Avengers, les recomiendo no seguir leyendo o en su defecto ir por una botella de whisky para amainar el dolor que les provocará esta reseña. Creo que la heitiare un poco, pero no gratuitamente, sólo seré honesto. Quizás Infinity War dejó el listón demasiado alto.

Lunes 20 de mayo de 2019

 


Atención. Si aún no han visto este filme, es posible que se me escape algún spoiler.

Avengers: Endgame simplemente no cumple las expectativas y la verdad es que me dolió en el alma, porqué el hype que me había generado la película que le precede era colosal y la esperaba casi como un fanático más. En Avengers: Infinity War se toman tantas buenas decisiones, que me hace preguntarme por qué la entrega de este año y final de la espectacular saga de superhéroes escogió el camino diametralmente opuesto, si los guionistas y director son los mismos ¿Qué carajo pasó en esta entrega? Bueno, esta inquietante pregunta y más serán resueltas a continuación, pero primero, hablaré de lo bueno.

Lo bueno

Los efectos especiales son impactantes y lo mejor de esta película, un trabajo exquisito que es para ovacionar de pie. La banda sonora está muy en el punto y es una enorme ayuda para lograr la gran “epicidad” y drama que la historia requiere.

Las actuaciones siguen siendo muy buenas y los experimentados actores demuestran porque tienen la carrera y prestigio que ostentan, mención especial para Robert Downey Junior, que claro, es el que más se luce con ayuda de la historia, pero el tipo es un crack y que bien le queda el papel del carismático y pedante Tony Stark.

Básicamente, gracias a un gran elenco de actores, efectos especiales impactantes y maravillosos y una genial banda sonora, logran sacar adelante, pero rengueando, a un filme que no cumplió lo que ofrecía con un guion que nunca termina de cuajar. Pero ahora vamos a eso.

Lo malo

El guion. Sí, el guion es horrible, detesté cada decisión que se tomó, lo innecesariamente enrevesado y lento del principio, la cantidad de mini conflictos de cada personaje que trataron de abarcar, metiéndolos a la fuerza a enfrentar su pasado, lo que a priori, no parecía una mala idea, pero fue tan mal ejecutada que dio la impresión que lo hicieron sin tiempo, o les pagaron poco y los guionistas estaban trabajando desconformes.

La cantidad de otros conflictos que venían de las entregas anteriores que de cajón decidieron ignorar o resolvieron con un horrible parche. Dos casos: la relación de Banner con Black Widow, ignorado descaradamente; Banner y su conflicto interno con Hulk al no poder transformarse, resuelto con un horrendo parche harapiento.

Otro punto bajo y que venía siendo uno de los fuertes del cine de Marvel, fueron los momentos de comedia, que me resultaron incómodos, se sintieron infantiles y a destiempo, dejando casi toda esta carga en un demacrado Thor (como no aprovechar a los Guardianes de la Galaxia que prácticamente nacieron para hacer reír, los escasísimos minutos que tienen en pantalla generaron de inmediato carcajadas en la sala) y hablando de Thor, el trato hacia algunos personajes importantes del MCU era algo humillante y bordeando lo patético, además de la incorporación de los nuevos personajes (Capitana Marvel, Antman y Hawkeye) que aunque no fue del todo malo (de hecho Hawkeye es uno de los puntos altos del filme) no lograron quedar del todo justificados en la historia. Antman tuvo sus buenos momentos con alivios cómicos no tan fuera de “timming” pero estos gracias a la experticia de Paul Rudd en lo que a comedia respecta, jamás por acierto de los guionistas, bueno, y la incorporación de la Capitana Marvel, mejor ni hablar mucho de esto, es lo más forzado y sin justificación que he visto en mucho tiempo.

Para aclarar e ir cerrando, aunque por lo escrito con anterioridad no lo parezca Avengers: Endgame no me parece una mala película, de hecho creo que su punto más flaco es lo buena que me pareció Avengers: Infinity War, pero sí me parece una película un tanto mediocre que no termina de cuajar, que quiso hacer demasiado y terminó haciendo poco de verdad, donde el mayor culpable es el guion y las terribles decisiones que se toman en él (Spoiler alert: No puedes matar a Thanos casi el inicio de la película ¿en qué estás pensando?) donde la primera mitad es insufrible e innecesariamente extensa, pero que la segunda parte levanta y entrega lo que quería y se esperaba ver (y que me hace no odiar tanto todos los errores que venía divisando en la historia).

Esa batalla épica casi imposible de ganar, a los héroes peleando en conjunto contra un Thanos poderoso y dominante, donde casi todos tienen su momento importante y generan esta empatía que nos han venido trabajando desde hace muchos años con las cintas anteriores.

La segunda mitad vale la pena la plata gastada en la entrada, con creces, pero lastimosamente no le alcanza para evitar el sabor amargo que deja el filme en la boca por no cumplir las altas expectativas, más aun entendiendo que es el fin de una era y una saga muy especial para los fanáticos del cine y de los cómics.

Adiós amiguitos, no se enojen conmigo, recuerden que es sólo mi opinión personal, si no están de acuerdo tienen todo el derecho a… desmaterializarse porqué tengo el guante en mi mano y estoy a punto de chasquear los dedos ¡Click!

Hasta la próxima.