Capitana Marvel: Una nueva época para Marvel

La heroína más fuerte del MCU aparece por fin con una película en solitario, antes de su aparición en Avengers Endgame, donde todo parece apuntar que tendrá un rol protagónico. Pero ¿cumple esta película con las expectativas que ha venido generando? 

Jueves 14 marzo 2019

Capitana Marvel no es la primera película de superhéroes protagonizada por una mujer, pero sí, dentro del universo de Marvel, lo cual viene a firmar un poderoso precedente para una saga que está en su vigesimaprimera entrega, convirtiendo a sus personajes en hitos culturales de nuestra época. Como último peldaño antes de Infinty War y con la promesa de presentar a la heroína más fuerte dentro del multiverso, Capitana Marvel ha sembrado  altas expectativas, dividiendo a fanáticos del MCU como nunca antes. Una ola de hate que no conocía la marca de Disney derivo en la polémica de unas supuestas cincuenta mil cuentas falsas creadas para bajarle el rating a la película en RottenTommatoes, sumadas a duras críticas que llamaban a la película un panfleto político. Aunque pareciera que las polémicas sobre la cinta están lejos de acabar, ya tenemos lo más importante: el estreno de Capitana Marvel.

Sin muchos rodeos, la historia comienza en el espacio, con una Vers sin muchos recuerdos de su vida, que formaba parte de la armada alienígena Kree en medio de una guerra contra los Skrulls. Por causa de una misión, termina llegando a la tierra de 1995 en busca de una científica que parece estar relacionada con su pasado, y que ha creado una tecnología imprescindible para finalizar la guerra. En su paso por nuestro planeta, conocerá a un joven inexperto Nick Fury, que la ayudará en su camino por  dominar  sus ingentes poderes.

La película, como viene ocurriendo desde hace varios estrenos, está sometida al estándar de calidad Marvel, que garantiza dos horas de acción entretenida, humor y efectos especiales de la más alta calidad; pero quizás por lo mismo, puede verse opacada, al no destacar individualmente, ni ser lo suficientemente relevante en la gran historia del Universo Marvel

Eso sí, presenta a Carol Danvers como un buen personaje, con potencial todavía por desarrollar, mostrándonos algo de su personalidad y picardía. Está claro que ejercerá de líder en el futuro de Avengers. La proyección es buena y se verá en las futuras entregas de Marvel estudios, mostrando elementos que serán explotados pero que no terminan por concretarse debidamente en la cinta. Dejándonos pocas certezas, por ejemplo la guerra Skrull Kree, las relaciones existentes entre Carol y el resto de los personajes, el límite de sus poderes, o el largo espacio de tiempo entre 1995 (año donde ocurre la película) y la futura aparición en Avengers Endgame.

Hay un evidente esfuerzo en mostrar a Carol como una mujer resilente, que no se rinde por las circunstancias, y a la Capitana Marvel como una superheroína  extremadamente fuerte, lo que inclusive parece exagerado en vista de la ausencia de una fuerza antagónica clara que complicara un poco más la trama. Todo  esto resulta un poco forzado, en miras de exhibirla como una rival creíble en su futura aparición contra el villano invencible que derrotó a los Avengers.

Otros aspectos deficientes son la cámara y la edición de las secuencias de pelea, siendo bastante confusas, perdiéndose en una serie de explosiones y efectos especiales. La primera parte de la película es aburrida, y los primeros acompañantes de Vers, uno de ellos Jude Law terminan siendo olvidados, mostrándose desconectados con de los acontecimientos.

Los Skrulls reciben un trato bastante extraño, pareciendo, a primeras, como una raza vil y poderosa, pero que termina finalmente como un gag humorístico. Siendo estos en conjunto uno de los villanos más entrañables para los fanáticos de los comics.

El humor cumple con una pequeña cuota de chistes, en esta ocasión a cargo de Samuel L Jackson como Nick Fury y Goose el gato, sacando risas al público en algunas escenas, que están bastante equilibradas con el resto de la película. Debe ser de las películas de Marvel con menor cantidad de chistes, en todo caso. Aparte de Samuel L. Jackson, el resto de actuaciones son bastante olvidables.  las actuaciones de Jude Law como Teniente Kree, y Ben Mendelsohn como Talos el Indómito, quedarán en lo anecdótico, a menos que se reutilicen sus personajes en futuras películas del MCU, donde es de esperar que tengan un mejor desarrollo.

Las expectativas eran bastante altas, generando cierto nivel de polémica antes del estreno, y duras críticas a la campaña de marketing; Disney y Marvel, por su parte, no eran discretos a la hora de anunciar sus intenciones. Pero es que debían asegurarse de que la gente viera el film y conociera a una pieza que será importante para el futuro de todas sus franquicias, y clave para el desenlace que significará Endgame. Debía promocionar lo suficiente a Capitana Marvel; de forma que no apareciera frente al público como una más del gran montón de buenos héroes que viene juntando, tenía distinguirse y hacerse notar, tanto fuera como dentro de la pantalla.

¿Pero ha valido la pena? La cinta rápidamente se ha ganado una gran cantidad de detractores, algo que no había ocurrido con entregas bastantes malas como Ironman 3  o Thor 3 y aún así nadie se había dedicado a odiarlas, no pasando del típico meme. Lamentablemente Capitana Marvel puede correr el riesgo de propagar este odio al resto de películas que están por venir. Algo que puede ser solucionado con buenas entregas, y sin promesas innecesarias por parte de una compañía que tiene un público fiel y asegurado por los siguientes años.

¿Capitana Marvel es feminista? Lo es al presentar una protagonista que a lo largo de su vida, se ha visto afectada por diversos cuestionamientos sobre sus capacidades, muchas veces por el hecho de ser mujer.

Estas vivencias le han forjado, en parte, su personalidad, pero la película no instala la violencia de género directamente, ni problematiza demasiado, sobre, por ejemplo, el hecho de que Vers no pueda pilotear aviones de guerra por ser mujer. Se comenta bastante sobre las nuevas directrices políticas progresistas que están detrás de Disney. Pero sería ridículo alarmarse porque una mujer sea la protagonista de esta película de superhéroes, cuando ya son más de veinte las cintas encabezas por actores masculinos en el UCM. Obviamente, era de esperarse también que Carol Danvers hubiera sufrido a la largo de vida problemas que son comunes para el resto de mujeres. El asunto realmente importante es como lo presentas a través de los elementos cinematográficos. Capitana Marvel no es mejor ni peor película por ser feminista. Mucho menos será aquello un motivo para negarse a verla u odiarla antes del mismo estreno.