Gustavo Bernal: “La FLIA integra y difunde”

????????

La Feria del Libro Independiente y Autónomo convoca a millones de libros,  poemas, artistas y músicos emergentes. Aquí Gustavo Bernal, nos habla de una iniciativa que crece cada día.

Gustavo Bernal, como Coordinador de la Feria del Libro Independiente. ¿Qué te ha parecido la actividad?

 Ha estado bien movido, apañando con la gente que le interesa la literatura independiente. Y las temáticas de los libros son bastante diversas. Los fines de semana hemos tenido varias presentaciones de libros, algunas bandas que tocaron y mucha diversidad de catálogo.

Contamos con numerosas editoriales que apañan con dos o tres títulos de nuevos escritores; muchachos jóvenes en narrativa, en poesía, obras de teatro y algunos trabajos de investigación. También, algunos artistas vienen con sus cuadernillos en blanco y traen zurcido japonés que le da ese cariño agregado al libro. Vemos un trabajo de diseño bastante bonito. La Feria del Libro Independiente Autónomo integra: integra y difunde a los poetas y escritores que trabajan a puro ñeque, que no tienen recursos. Encuentro que la actividad ha resultado  sensacional. 

Se ve un trabajo vinculante que conecta a músicos, artistas, literatos y poetas. Hay una oferta bastante amplia e integral con autores nuevos, emergentes y consolidados  en el ámbito chileno.  Entonces está ese espacio llamativo, que es el espacio de sorpresa.

Sí, los autores y la literatura emergente no podemos quedar entre paréntesis o entre comillas, porque en realidad son escritores que, al menos en mi caso, llevamos 20 años publicando.  La verdad, uno nunca termina de emerger. Son un poco extraños esos conceptos de emergente y de independiente. ¿independiente de qué?????????

Existen otros autores que tienen otro recorrido con otras casas editoriales, con estos consorcios-empresas. Pero algunos de ellos, ya se choriaron y están buscando editoriales independientes, porque entienden que es una nueva fuerza. Un nuevo enfoque de ver la literatura. No con estos tirajes absurdos que sirven para guardarlos en bodega.  Hacer  10.000 libros que salen 300 o 400 pesos y que después los intentan vender a 15 lucas en las librerías. En cambio en las editoriales independientes es todo más directo. Fabricas 15 o 20 libros, los que muchas veces los venden sus propios autores. En mí caso y de mis amigos, la mayoría tiene sus propias editoriales, somos los que diagramamos, dibujamos, ilustramos y diseñamos nuestros propios libros.

Empleamos bastante el intercambio. Nosotros presentamos acá una mesa con ejemplares de México, Perú, España,  también de  Arica y de Valparaíso. Entonces, cada vez que algún amigo viaja, coordinamos para mandar 20 o 30 libros, para que vengan de vuelta esa misma cantidad. Así  damos más fuerza a la cultura independiente a nivel latinoamericano, e incluso un poco más allá.

Esta iniciativa nace de una experiencia que se vivió en Argentina y después se expandió por Latinoamérica. ¿Cómo es la historia acá en Chile?, ¿Cómo se recogió la idea?

Comencemos desde el principio. La feria nace como protesta a la Filba, que es la Feria del Libro de Buenos Aires el 2005 y los muchachos en Argentina, que eran las editoriales chicas e independientes que no los invitaban, se pusieron con paños a las afueras del recinto de la Filba, para mostrar los libros de cultura independiente y de escritores nuevos y emergentes.

Como protesta a la falta de espacios del sistema…

Claro y cómo un rechazo también a qué siempre son los mismos, que no dejan hacer el recambio de escritores. Una vez que se tomaron ese espacio, la feria se empezó a realizar en Córdova, Mendoza y ahí nació la FLIA Córdova, la FLIA Mendoza, y estas agrupaciones tenía el objetivo de tomarse un espacio con tal de posicionar los libros, usando parques y plazas. Pero Buenos Aires es distinto, es mucho más potente con más editoriales. Entonces pueden coordinar esa fuerza, se pueden tomar los espacios y no hay una represión.

Acá en Chile,  si intentamos tomarnos un espacio para hacer una FLIA se nos podría complicar: Pero de cualquier forma lo hicimos. Ya llevamos un par de FLIA anteriores en la Casona Dubois que es el Centro Cultural de Quinta Normal. Abrimos otra en Brasil en el barrio Yungay, que fueron parte de la fiesta de la primavera: en ese momento estaban cerradas las calles, entonces nos tomamos un espacio con muchas editoriales independientes, un par de libreros amigos y bueno la FLIA vincula eso. Tiene una biodiversidad de rumbos editoriales, pero también incluye a músicos, pintores, artesanos y la verdad a cualquier persona que quiera venir a mostrar su trabajo con estas máximas independientes que no tienen patrón, pero tiene esa energía única que los hace distinto. Acá tú eres tu propio jefe, no le poní el IVA excesivo, abusivo y ridículo: así que los libros agarran otro valor. Podí hacer una rebaja hasta donde tu querai.

????????

Se ve un trabajo muy colaborativo, asociativo, de mucho compañerismo entre editoriales y literatos. No se ve esa competencia que tanto nos vende el sistema: eso de que ojalá me compren el libro a mí y no a ti, porque somos rivales. 

Claro es distinto, porque aquí se crea una cierta fraternidad. La mayoría de los expositores son todos amigos, han trabajado en otras ferias juntos, participado de las mismas lecturas con gustos en común. Bueno la misma literatura es un punto de encuentro. Para nosotros es súper cómodo trabajar así. Hemos viajado a ferias en México, Perú. También en Coquimbo, Ovalle y Arica. Y bueno esta asociación entre amigos escritores-editores, significa que cuando alguien tiene una invitación: uno pueda entregar libros, para que el amigo los exhiba y venda.  Entonces siempre hay un espíritu bien fraterno.

Me tocó conocer a un autor que había estado desde los 15 años escribiendo un libro y no había tenido salida en las editoriales. Y al final tuvo que editarlo por sí mismo y bueno encontró un espacio acá para exponerlo. ¿cómo ves la situación de los autores que sí tienen talento pero que están fuera del sistema más tradicional?

Bueno, las líneas editoriales también existen acá. Lo que sucede es que vemos la literatura de forma distinta, pues pese a que es nuestro trabajo y también buscamos obtener retribución y dinero; no nos interesa hacernos millonario. Buscamos que los escritores y autores se puedan posicionar y hoy las librerías están abriéndose de par en par a la cultura independiente.  Las editoriales independientes refrescan la mirada y toman escritores talentosos que que son más jóvenes, pero que no iban a tener cabida; pues empleamos otros puntos, otras miradas y horizontes. Entonces  la literatura independiente agarra como máxima editorial que los libros y los escritores necesitan ser leídos.  Acá tú puedes presentar tu obra y alguien la va a leer y lo más seguro es que sí es buena, sea publicada. No con un tiraje de 5.000 copias, pero sí con un tiraje de 100 o 200. Además se suele preparar un lanzamiento, incorporarlos a librerías y hacer algunas reseñas de prensa.

????????

Y en términos generales, ¿Cómo vez la cultura de Chile en relación a otros países?, ¿en qué aspectos consideras que estamos bien y en cuáles nos falta desarrollo editorial?

Viendo mi experiencia personal al principio uno recibía muchos portazos en la cara. Pero ahora siento que esto se ha ido expandiendo y agarrando una fuerza bien rica. Nos están haciendo la propuesta de hacer la FLIA en la explanada de la Escuela de Derecho, en Valparaíso, en Maipú. Vamos a agarrar los espacios que estén disponibles, porque uno puede organizar una Feria del Libro Independiente en cualquier plaza y en cualquier comuna. No es necesario estar metido en un lugar tan establecido como un Centro Cultural, se supone que la idea genuina era la calle y las próximas ediciones, lo más seguro es que sean ahí.

El trasfondo, es volver al origen mismo que es la calle. Quizás hubo que hacer una vuelta institucional para volver a tomársela con más fuerza

Eso fue lo que ocurrió. Nosotros presentamos un documental que se llama Polla Común, que justamente hablaba de los primeros 6 años de mi editorial “La Polla Literaria”. Realizamos este documental, trabajamos con Bianca Godoy, 3 o 4 años, con distintas locaciones, con la historia de los primero escritores de la editorial. Y bueno ahí la directora del cine que nos acogió, señaló que nos apoyaba en fomentar la cultura independiente.

Así armamos estos caballetes y compramos estos mesones para ayudar a los amigos, porque todos estamos en lo mismo, todos hacemos libros y a todos nos gusta la literatura. Y  ha funcionado bien. El fin de semana estuvo lleno y hoy a pesar de ser lunes, también anda bastante gente. Mañana ya nos toca terminar, quizás con algún brindis de despedida o algún descuento.

Ahora, pensando en el lector que no conoce mucho este mundo. ¿Qué significa para ti la literatura independiente?, En definitiva, ¿cuál es el sello independiente que lo distingue del sistema tradicional?

Bueno es la independencia que tú le das al trabajo. Aquí no hay dineros del Estado. Es un trabajo que uno hace solo a pulso, eso es lo independiente.  Hacemos los libros encerrados en nuestras piezas con un taller mini y a una producción que casi termina siendo un libro-objeto, es uno a uno; hacer 10 o 15 ejemplares, y seguir fabricando  a medida que vas vendiendo como una impresión por demanda. No me gusta tener los libros metidos en caja y que se estén muriendo de pena.  Si hay un libro que no tiene venta y tú lo encuentras bueno, cambias la portada y vas jugando. Después viene la venta de uno a uno directo. Aunque también hay algunos amigos de editoriales independiente que tienen sus máquinas, entonces a veces puedes hacer una súper producción. La cosa es que los libros lleguen a todos lados: Tenemos amigos que tienen los libros digitalizados en PDF y entregamos donaciones a las bibliotecas y a Biblio Metro. En ésta edición de la feria, se va una donación a la cárcel de Valparaíso para que la gente que está presa también pueda tener acceso.La idea es que los libros no estén encerrados en caja, sino que estén en las librerías, que estén en PDF, que estén en bibliotecas, que estén a buenos precios.

????????

Y ¿cómo vez al lector que compra libros independientes?

Es un lector que sabe harto de literatura independiente. En estas ferias a pesar de que los autores no suenan muy conocidos, en el under chileno ya tienen cierto camino recorrido. La mayoría son lectores que han leído en bares, presentados libros, estudiado alguna licenciatura o magíster; que son profesores o han estado familiarizados desde pequeños con la literatura. Aunque a veces sucede que la persona toma un libro y si éste le vuela la cabeza: en 30 segundos, se lo lleva. En esta muestra tenemos  hartos trabajos que tienen que ver con historias, con estudios, con investigación. También hay muchos autores que no los conoce ni la mamá, pero que cuando alguien se acerca se enamora del libro: le gusta la portada o alguna cita, o lo escuchó leer  en algún recital poético o en algún bar o lo mencionó algún escritor. Puede ser, hay una infinidad de cosas.

Es un lector familiarizado con la cultura independiente y la literatura. Si a ti no te interesa la literatura, simplemente no vení a una feria de libros a no ser que andí taquillando o que vengai a darte una vuelta, buscando algún tipo de panorama, pero la mayoría de la gente que se mete a una feria, ya tiene algún bagaje. El ratón de biblioteca siempre anda buscando qué leer o con qué enganchar. Si te gusta cualquier tipo de literatura vas a estar metido en la librería más gigante, en la más chica o en una feria. La cosa es que esté el escenario para poder hacerlo.

Y por último, ¿cuál es tu recomendación para las personas que no han tenido la oportunidad de venir a una Feria del Libro Independiente?

En este caso, la propuesta de los libros independientes está súper ampliada. Entonces en cualquier feria que puedas montar, te vas encontrar con una diversidad de literatura mayúscula. Hay muchos libros, de muchas temáticas distintas, de autores bolivianos, peruanos, españoles; literatura americana, rusa, libros de intercambio, de investigación, trabajos históricos, mezclas de pinturas con fotografías, comics, hartos ilustradores, cuadernillos con costuras, zurcidos japoneses. Libros objetos, libros de recopilaciones de autores como “120 poemas para Pablo de Rokha”, libros de cultura chilota. Tenemos gente de Arica, de Valparaíso, de Coquimbo, de Santiago, o de Viña. También podí encontrar autores de Copiapó, del desierto, de todos lados.

Esa es la propuesta. Si vienen a la feria del libro, hay que tener los ojos bien abiertos y sorprenderse. Esa es la invitación que se puede hacer; y estar atento a las noticias de FLIA Chile que es Feria Independiente del Libro Autónomo de Chile y lo más seguro es que empecemos a hacer ferias más seguidas. La idea es estar todos los meses con una feria por todo Chile.

En realidad no estamos sectorizando: no pensamos en hacer una FLIA Cine Arte para siempre. Agradecidos sí, de la experiencia con el cine que ha tenido muy buena disposición. Ha sido una muy buena feria. El cine sigue funcionando con su cartelera habitual y nosotros tenemos que adaptarnos; no podemos hacer una tocata. Pero, sí han cantado amigos en unplugged y de cualquier forma hemos conseguido que la feria tenga su sello: que es poner muchos libros y mezclarlo con poesía y música a micrófono abierto. Ahora si lo hacemos en un parque o una plaza lo más seguro es que puedan ir bandas. Meter más ruido que también nos gusta.

?????????????????????????????

 La otra vez que vine había un sello independiente ayudando a un artista emergente; él que a su vez, sonaba como música principal de la feria. Hay una asociación bastante fuerte entre editoriales-sellos, una propuesta bastante integral.

Claro, la mayoría de las veces funciona así. Si hacemos una presentación de un libro; después se remata con una banda. Lo más seguro es que sean músicos amigos de la editorial o del escritor. Y en esta FLIA pasó muchas veces que después del lanzamiento o se musicalizaba los textos o se dejaba sonando una banda. Ayer estuvo Jacinto Turbio, Ramírez-Neira, estuvo Pedro Piedra, estuvo un poeta escritor de Villa Alemana, Hugo Lepe, Ajiako, Pablo Lacroix, estuvo el Búlgaro. Ahora a las 7:00 viene la presentación de un libro de cómics de la Biblioteca de Chilenia, están los amigos comics de Mítika, está la Emergencia Narrativa de Valparaíso, Narrativa punto a parte, Gato Jurel, los Libros de Eleuterio, Das Capital, Visuales, La Polla Literaria, Subterránea, Milena Cacerola, el Asunto,  Desbordes. Entonces imagínate hay muchas editoriales y no alcancé a mencionar todas. También están las Joyas de Papel que hacen aros con origami. Había un chico que vende películas clásicas: entonces estuvo bien buena. Está Tajamar, Kráneo Ediciones, Libros de Chile. Es una súper buena instancia para buscar buenos libros.