Gustavo Cerati-Bocanada

600x600xGustavo-Cerati-Bocanada-Del-1999-Delantera.jpg.pagespeed.ic.2eiY_r_8NC

Bocanada es el segundo trabajo como solista de Gustavo Cerati, pero a diferencia de su primer álbum editado en solitario, este trabajo lo realizó posterior a la separación de Soda Stereo, y en el cual plasma todas las influencias ya mostradas en su último disco con su banda madre, Sueño Stereo, logrando llevarlas a un nivel superior, haciendo que esta obra sea uno de sus mejores esfuerzos de su carrera como solista.

En este álbum Cerati imprime todo su talento mezclado con influencias electrónicas, generando una armonía musical casi perfecta, en donde además se da el lujo de incluir samples que simulan arreglos sinfónicos en algunas de sus canciones, quizás adelantándose a lo que sería sus futuros trabajos.

El disco abre con Tabú, canción que mezcla de  manera perfecta los sonidos latinoamericanos con la influencia británica que siempre lo marcó. Engaña continúa y se transforma en la canción más “soda” de todo el trabajo, y que si bien, resulta no ser lo más rescatable, cumple con su objetivo.

Bocanada es el primer tema en donde comienzan a aparecer los sampler y sintetizadores, los que reflejan los sonidos Trip Hop que nos recuerdan a Portishead, siendo una de las joyas del álbum. Puente es quizás la canción que cumple con todos los requisitos de una canción “marca Cerati”, puesto que es un hit radial y además es la composición perfecta entre él y Soda Stereo. La armonía musical que se logra es prácticamente perfecta. Para mí todo eso la convierte en la mejora canción del álbum.

Río Babel es otro tema que recuerda la época más experimental de Soda, en donde se comienza a notar el gusto por la electrónica d1e Gustavo y que está perfectamente puesta en su lugar para dar paso a Beatiful, otro de los puntos altos del disco, donde ya comenzamos a notar las primeras rutas del músico ya como solista, resaltando y enalteciendo su capacidad creativa.

Perdonar es Divino  es otra de las canciones que recuerdan a Soda, pero que aún así tienen lo justo y necesario para ser temas que van sobre la medida. Este último tema junto a Raíz deben ser los puntos bajos del disco. Mientras que la primera posee arreglos que emulan lo sinfónico, no logran cautivar. La segunda canción a pesar de incluir la influencia latina con samples de Los Jaivas, queda al debe en comparación con el resto de este trabajo.

Y si el humo está en foco la considero otra de lo mejor de este trabajo, ya que hacer recordar a los sonidos de Radiohead en el Kid A, siendo que a la fecha de lanzamiento de Bocanada, este álbum aún ni siquiera se había publicado. Puede ser un tema adelantado para la época, pero vale la pena ponerle atención.

Paseo inmoral al igual que Puente es un hit que fusiona el Brit Pop junto a la creatividad singular de Gustavo. Las dos parte de Aquí y ahora son una sola pieza que al escuharlas por separado pierde más la primera canción. Sin embargo, como obra en conjunto es un esfuerzo de una calidad excelente. Alma y valsa son las encargadas de dar el punto final a esta obra, y en donde podemos conocer un poco más del lado íntimo y experimental que quiso plasmar Gustavo, dando por momento señales claras de su distancia con su banda madre.

Si bien Bocanada no es un intento que busca dar con puros éxitos radiales, está bien logrado en la parte musical y lírica, siendo de lo más destacado de su trabajo en solitario. Si no conoces mucho de esta parte de Gustavo Cerati, partir con estas canciones es una muy buena manera de adentrarte en este mundo, puesto que resulta ser una exquisitez auditiva.

Nicolás Guiñez

 @nguinez