John Wick 3 Parabellum: Luz, cámara y acción…acción, sí, mucha acción

Vertiginosa y trepidante estas simpáticas palabras de a poco se han ido ganando un cupo en la especial lista de mis palabras favoritas. Ahora, de todo el tiempo que llevo escribiendo para esta querida plataforma, no recuerdo haber reseñado una película que más justicia le haga a éstas. John Wick 3 es entretención pura.

20 de julio de 2019

Atención. Si aún no han visto este filme, hablaré directamente del final, aunque para este caso específico da lo mismo, pero de todas formas pongo la advertencia SPOILER ALERT amiguitos.

Me siento con el deber de empezar haciendo esta observación que llamó profusamente mi atención. Por primera vez en muchos años y quizás en los 32 años de toda mi vida, no me importó el guion, sí, lo que estás leyendo, el componente del cine que más me atrae y enamora, me dio exactamente lo mismo en esta muy divertida experiencia cinematográfica. Sólo quería más de esas trepidantes (primer uso justificado) y muy logradas secuencias de acción, en donde brilla un estilo muy particular en la dirección, un tratamiento crudo y original de la violencia que te provoca tener apretada la mandíbula durante un amplio trecho de la cinta, unas coreografías brillantes y el gigante Keanu Reeves, que se le ve especialmente cómodo en este papel, en donde su gran y natural carisma reluce de manera despampanante y no se le veía tan bien desde Neo en Matrix.

Ver a Keanu encarnando este papel en la pantalla grande es un real deleite.

Te lo juro, no extrañé un guion complejo ni trascendental, John Wick tratando de sobrevivir y matando con cuchillos, en una de las mejores escenas que recuerdo haber visto en una película de acción en bastante tiempo o escapando de sicarios en motos con un caballo o matando asesinos en un establo, usando las patadas de los corceles como armas. Bordea lo inverosímil, pero en el universo propuesto es totalmente coherente.

La patada inicial de esta Duro de Matar de la actualidad, es brutalmente vertiginosa (segundo uso justificado) usando una de las premisas y objetivo de personaje, más efectivo, primitivo y funcional para un guion, el protagonista debe sobrevivir, nada más, la máxima urgencia posible para un protagonista, la cabeza de John Wick tiene precio, un precio lo suficientemente alto como para que muchos asesinos y mafiosos estén interesados en la casi imposible misión de quitarle la vida a nuestro rudo, absurdamente resiliente y nuevo anti héroe favorito del séptimo arte.

Es que en serio, si no te agrada ver a Keanu dándole vida a este personaje en la pantalla, por favor, mantente lo más alejado de mí que puedas, no tenemos nada que hablar.

La película por lo general se pasa volando, el lapso que deseo que pase de manera más rauda es tan ínfimo que no alcanza a mermar la grata experiencia vivida, y éste llega cuando aparece el personaje de Halle Barry que por un momento comparte algo de protagonismo con el personaje de Keanu, no sé porque el personaje de Halle me genera cero interés y empatía (no así sus perros, pero después haré hincapié en el uso del mejor amigo del hombre en esta historia y de su importancia). El motivo de esto no sé si es porque no vi la segunda entrega de esta saga o es que el inicio con John Wick es tan vertiginoso (3er uso justificado) y placentero, que acá el filme en lo que a mí respecta, decae un poco en ritmo y los que resulta siendo directamente proporcional con mi interés.


El otro punto que enturbia un poco las gratas sensaciones que este filme convida al espectador, es el descarado final, que no siente ni una pizca de vergüenza al dejar el conflicto planteado y no resuelto y que dará pie a una cuarta y próxima entrega, que no sé qué tan bien pueda soportar lo propuesto por las entregas anteriores que han aprobado con excelentes calificaciones. Con este tipo de cine, tan de moda hoy en día, de las sagas me es imposible no pensar en una cita de la gran Batman de Nolan El Caballero De La Noche: “Muere como un héroe o vive lo suficiente para convertirte en villano” de todo corazón deseo que esto no pase con John Wick pero si se va a trasformar en estas sagas sempiternas, que se estiran ya de manera ridícula, veo difícil el que no suceda esto.

En términos generales, los detalles negativos de John Wick 3: Parabellum no logran opacar a los puntos altos que hacen de esta cinta una de las más entretenidas en su género de los últimos tiempos. Sus fortalezas son varias y todas muy bien logradas.

Todas las escenas de combates son un goce de ver, el equipo que trabajó en las coreografías hizo un trabajo espléndido y la importancia que tienen los canes en esta saga, para los amantes de los caninos, será un plus agregado a esta entretenida película de acción.

John Wick 3 aprueba con excelente nota y es una película que volvería a ver cuando necesite algo vertiginoso y trepidante (¿Cuantos usos justificados llevo?) en fin, véanla, si no esperan un filme que les toque el alma y les cambie la manera de entender la vida, si solo buscan entretención, ésta su mejor opción, si pueden háganlo en el cine y cuiden a sus perritos, o John Wick aparecerá en el momento que menos esperan y tomará justicia con sus manos de la única manera que el sabe, asesinando. Hasta el próximo mes.

.