Pablo Carrasco: Las mejores películas de 2018

Dry Martina

Sin duda alguna, este es el mejor trabajo de Che Sandoval hasta la fecha. El chileno radicado en Argentina logró componer una comedia negra entretenida, donde las mujeres son las dueñas absolutas de toda la historia y los hombres ocupan roles menos que secundarios. Excelentes interpretaciones de Antonella Costa (Martina) y Geraldine Neary (Francisca) por separado, como juntas, ya que consiguen una química no forzada que sostiene los hilos de la película. “Dry Martina” podría abrirle muchas más puertas a Sandoval en la industria cinematográfica y aparte, al ser un trabajo con escasos errores, sería una película digna de estudiar para los cineastas nacionales que quieran adentrarse en la comedia.

Calzones Rotos

Otro filme donde las mujeres toman las riendas y manejan como marionetistas el destino de los demás. Fue una gran sorpresa, ya que al igual que Dry Martina, Calzones rotos de Arnaldo Valsecchi, es una historia que realiza la hazaña de mezclar humor negro y toques de melodrama, con la idiosincrasia del campo chileno del siglo XX como telón de fondo. El elenco mayoritariamente femenino está bien seleccionado, no decepciona, además de ser de las pocas películas nacionales en reunir a tantas buenas actrices. Gloria Münchmeyer y Catalina Guerra están soberbias interpretando un mismo rol, en distintas épocas.

La Telenovela Errante

Probablemente “La telenovela errante”, un filme tan esperado, no pasará desapercibido entre lo más destacado del 2018. Un trabajo comenzado por el desaparecido Raúl Ruiz que culminó su viuda, Valeria Sarmiento, y contó con un importante staff de actores en su elenco. Cuesta comprenderla a primeras –sobre todo si no se está familiarizado con el cine de Ruiz-, pero vale la pena verla para entender el contexto social en que se encontraba Chile vuelto a la democracia, el cual satirizan. Panorama perfecto para los admiradores del cine de Raúl Ruiz.

Nace una estrella

El cuarto remake de “Nace una estrella” tampoco pasó desapercibido este año, ya que el morbo por ver a Lady Gaga actuar opacó el debut como director de Bradley Cooper –también protagonista de esta cinta. La película que inmortalizó cincuenta años atrás Judy Garland y James Mason sorprendió esta vez por el sello de garantía de esta historia tantas veces contada: la química de la pareja protagónica. Gaga pasó la prueba en su debut oficial como actriz y Cooper consiguió generar atención en sus proyectos venideros. La banda sonora resultó un éxito en descargas y el filme ya está corriendo como favorito en la próxima temporada de premios.

Christopher Robin: un reencuentro inolvidable

La compañía de Mickey Mouse volvió a presentar una adaptación realista de un personaje animado clásico de sus filas. Winnie The Pooh resucitó durante la primera mitad del 2018, gracias a una película envuelta en una profunda melancolía que podría haber afectado la recepción del público. De todas formas, se agradece la perspectiva menos edulcorada del osito amarillo y sus amigos. Son ellos quienes se roban la cinta, opacando a Ewan McGregor en un rol con escasas dimensiones. Era una película perfecta para los que “fueron niños”, al contrario de los niños de ahora.