Raw: ¿Alguien con hambre?

Mi plan era hacer la crítica de la película del momento “Avengers: End Game” pero como todo plan en mi vida, este no fue la excepción y fracasó (Pero para Mayo sí o sí). Así que, para no dejarlos ávidos de mis reseñas, decidí escribir sobre esta polémica e interesante película francesa del año 2016 de la directora Julia Ducournau.

Jueves 02 de mayo de 2019

Ideal para fanáticos carnívoros

Raw es de esos filmes que a priori llaman mi atención. Son esas películas que están envueltas en una publicidad extraña que pareciera ser una leyenda que se fue agrandado a medida que se trasmite de boca en boca.

El rumor dice que cuando fue exhibida para los festivales, muchos espectadores híper sensibles y de cuero blando cayeron desmayados en la sala y gran parte de los refinados críticos se levantaron de su asiento al no poder soportar la crudeza de lo que veían sus frágiles pupilas.

Obvio que necesitaba ver tamaña brutalidad. La busqué mucho tiempo sin éxito, hasta que aparece en la querida plataforma de streaming Netflix.

Luego de verla ¿Creo en el rumor? No. Bueno, quizás una parte, una persona de bajas defensas se habrá desmayado y unos tres críticos siúticos se habrán levantado de sus sillas ¿Qué cine ve esa gente?. Ahora ¿Fue una decepción? Para nada, más bien diría que fue una agradable sorpresa.

Raw no es brillante, y ojo, que a pesar de no creer en totalidad el mito que la rodea, sí es una película difícil de ver, termina siendo intensa y dejando sensaciones poco agradables. Tiene un buen porcentaje de “shock value” pero eso se logra, no sólo por el morbo y la cruenta (y bien pensada) forma en que está tratado el tema de la antropofagia, si no que la correcta y original realización de ésta ayuda mucho a lograr lo que se propone, hacer sentir al espectador.

La dirección de Julia Ducournau, es llamativa, jugada y logra entender y relatar bien los momentos, el guion a pesar de no ser brillante, está muy bien realizado y cuida la información de una manera perfecta, entregando los detalles justos, en los momentos precisos.
.

RECOMENDACIÓN: Ve está película mientras te alimentas de una jugosa carne, ojala poco cocinada. Puede que no sea la más grata experiencia, pero puede que lo intensifique.

Las actuaciones son bastante buenas, en especial la protagónica de Garance Marillier, quien interpreta a Justine una vegana y primeriza estudiante de veterinaria quien tiene que vivir una desagradable iniciación (acá lo conocemos como mechoneo) que cambiará su vida y hará que descubra algo que tenía muy oculto dentro de sí. La película se centra en un bizarro amor/odio con su hermana, Alexia, quien está interpretada por una correctísima Ella Rumpf, quien funciona de gran manera como la némesis de Justine y la que impulsa el arco de giro de nuestra protagonista.

La película no está cerca de entrar en mi lista de favoritas, pero sí fue una experiencia que agradezco. Es perversa, tiene un guion muy bien escrito, actuaciones en el punto, una propuesta de dirección bastante novedosa, provoca variadas sensaciones a nivel interno, además de tener una banda sonora destacable. Para mí el punto más alto de esta cinta.

Raw es recomendada para los amantes del cine crudo, original y difícil, no así para la gente de estómagos débiles amantes de los unicornios y los arcoíris.