Santiago Off: La fiesta del teatro que llegó para quedarse

Este año, se realiza la versión número siete, que contempla dentro de su parrilla 34 obras nacionales, los que fueron seleccionados luego de una convocatoria realizada el año 2017.

Martes 23 de enero 2018

Estuvimos presentes en la inauguración de la versión 2018, donde se presentó la obra “No tenemos que sacrificarnos por los que vendrán” del colectivo zoológico, con la dirección de Laurène Lemaitre y Nicolás Espinoza. Una obra que rescata el momento histórico chileno en el cual José Piñera y ministros civiles de la dictadura debatieron el conjunto de reformas que conforma el plan laboral, todo esto en base a una transcripción detallada de los 5 días de reuniones secretas que ellos mantuvieron. La obra, de una gran consistencia, divertida y crítica, pareciera ser un adelanto de la calidad de teatro que se presenta en este festival.

Luego se presentó la banda nacional “Mariel Mariel”, que define su estilo como “música urbana”, ganadora del Premio Pulsar 2016 como mejor artista urbana con su disco “Foto Para Ti”.

El festival Santiago Off nace el 2011 cuando integrantes de las compañías”La fulana” y “La Familia Teatro” deciden abrir un nuevo espacio para el teatro emergente, para aquellos espectáculos que no están en la parrilla del histórico festival Santiago A Mil, abriendo así sus puertas a compañías de todo Chile en una convocatoria abierta para ser parte de este encuentro a realizarse en su primera versión el año 2012.

Santiago Off producto del trabajo de su equipo ha ido creciendo potencialmente, en un principio era un festival de verano, sin embargo ahora, funciona durante todo el año con diversas actividades de extensión, una de ellas es “La rebelión de las voces”, que convoca a dramaturgos de distintas trayectorias a mostrar sus textos en lecturas dramatizadas. En ocasiones, “La Rebelión de las Voces”, es también una instancia de clases o seminarios donde vienen distintos dramaturgos consolidados a compartir su experiencia. Otra forma de mantener su actividad para el festival Santiago Off, es circular por distintas regiones con obras seleccionadas dentro del mismo festival, de esta forma, se ofrecen en las mismas regiones y comunas, talleres impartidos por los creadores a la gente y obras de teatro, permitiendo así la descentralización del teatro y la producción de compañías que muchas veces son emergentes.

El festival Santiago Off llegó hace ocho años para quedarse. Es una de las actividades culturales más importantes para el teatro, ya que facilita el vínculo entre creadores, abriendo espacios de conversación y de exposición entre ellos. Cada participante las compañías sea actor, director, tramoya, iluminador, productor, músico, etc, tiene acceso a ver las obras participantes del festival y de promover su trabajo en una feria de programadores en la cual el vínculo “creador-productor” se potencia, permitiendo nuevas posibilidades de circulación para el arte en Chile.

Es innegable que en Chile ir al teatro no es una actividad que se practique con fuerza, a diferencia de países como Argentina donde ir al teatro es una actividad para toda la familia. En Chile aún pertenece a un circulo más cerrado, como todas las artes. No existe una cultura teatral en nuestro país, pero no podemos afirmar que no se esté construyendo ese camino, una formación de audiencia y nuevos grupos de espectadores están sumándose al teatro, así como recién se implantará en Chile el Ministerio de las Artes, la Cultura y el Patrimonio. Iniciativas como la de Santiago Off, un festival que dura 10 días consecutivos, llenando salas y haciendo teatro también en explanadas, nutre y potencia nuestro crecimiento cultural, puesto que las actividades logran albergar a tantos creadores nacionales como internacionales, permitiendo visibilizar nuevas voces, nuevos creadores, demostrando que sí existe una voz permanente que nos dice cuan importante es la cultura, y que todavía existen muchos caminos para seguir construyendo cultura en Chile.

Este año, el VII Festival Internacional Santiago Off, nos invita a reflexionar acerca de las perspectivas de la memoria.“La memoria colectiva es la riqueza de los pueblos, es el origen de lo que hoy somos y el relato de nuestra historia. Desde esta premisa instalaremos la acción, poniendo en valor los procesos creativos y en el intercambio de saberes, proponiendo un diálogo abierto entre arte y audiencia e instalando el colectivismo como mecánica de construcción social”, palabras de Claudio Fuentes, Director del Festival.

Esta semana sigue la imperdible programación  con obras de teatro, danza y noches off, donde habrá fiestas y música en vivo. Además se realiza la Escuela Off que contempla un programa de clases y seminarios abiertos al público con previa inscripción.

Invitamos a seguir el festival y hacerse espectadores de las decenas de obras que se están presentando en diversos espacios como Matucana 100, GAM, Teatro del Puente, Taller siglo XX, Teatro Oriente, Museo de la Memoria, entre otros.

Mas información del festival en:
http://santiagooff.com/ o en la app oficial de Santiago off.