Sausage Party: Película animada no apta para menores

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería la vida de todos nuestros alimentos si estos tuviesen una? “Sausageparty” en español “La fiesta de las salsichas” con un brutal humor trata de responder a esta surrealista pregunta. No te dejes llevar por la simpática animación, el filme es completamente para adultos.

16 de Noviembre, 2017

Antes de que sigas leyendo debo advertirte que este artículo contiene SPOILERS.

Conrad Vernon, Greg Tiernan, los directores de Shrek 2, esta vez se alejan de las temáticas familiares al encargarse de dar vida a los personajes escritos por Evan Goldberg y Seth Rogen en la insolente y delirante “Sausageparty”. Una película, no sólo no apta para niños, ya que cualquier humano apegado a la moral y las buenas costumbres debiese evitarla, y si ya no lo hizo, de seguro que la odió con toda su alma, ya que el filme es políticamente incorrecto por donde se le mire.

La historia narra las aventuras de Frank, una salsicha con la voz de Seth Rogen y sus amigos que son diversos productos de supermercado en donde encontramos, a su novia; un pan de completo con la voz de Kristen Wiig,a Sammy Bagel JR.; que es una especie de dona interpretada por Edward Norton (Sí el mismo del Club de la pelea o Historia Americana X), Kareem; que es un lavash (algo similar a un panqueque) con la voz de David Krumholtz, Teresa del Taco: un taco lesbiana con la voz de Salma Hayek, Carl y Barry; dos salsichas amigas de Frank con las voces de Jonah Hill y Michael Cera respectivamente y el villano Douche; un producto de higiene femenino (ducha vaginal), con la voz de Nick Kroll. Además de la participación de James Franco como un joven drogadicto. Como se ve, el elenco no tiene mucho que envidiarle a películas como “La gran estafa” o “Los infiltrados”.

“Sausageparty” es innegablemente una película muy creativa y original, como también burda y sobrepasada. Si te molestan las malas palabras, claramente este filme no es para ti, en la película los personajes dicen tantas veces la palabra “Fuck” que podría competir contra cualquier disco de rap “gansta” norteamericano. Otro punto del cual la película abusa, es de los chistes de doble sentido en relación con lo sexual (y a ratos ni siquiera doble sentido, si no que hace referencias directas y explicitas). El guión gira en torno a tres ejes principales: El sexo, la religión y la diferencia de razas. El primer tema es abordado de manera burda y adolescente, pero logra su cometido que es provocar risas (en especial en la escena de la orgía en el supermercado), los dos temas siguientes son los puntos altos de la película en cuanto a historia; la crítica a la religión y a las guerras raciales que aún existen en el mundo, ambos tocados de manera temeraria y sin miedo en tratar estos temas tabú.

Tratando de resumir la trama de forma breve, podríamos decir que todos estos alimentos vivientes que habitan un supermercado, basan su existencia en ser escogidos por los humanos, quienes son como dioses para ellos y los llevarán al más allá, haciendo referencia al paraíso. Cuando los alimentos son recogidos de sus estantes, su felicidad es máxima. Están cumpliendo su objetivo en la vida. Ahora, lamentablemente el más allá no es hermoso, ni perfecto como lo habían aprendido. Los alimentos son torturados, cortados, quemados y derretidos para ser comidos. En este descubrimiento podemos ver escenas brutales y a la vez muy graciosas. Frank se entera de esto, por lo que trata de convencer a todos los productos de esta cruel realidad, lo que resultará todo un desafío debido a lo arraigadas que están estas creencias en los productos del supermercado. La crítica es clara, aunque se logra camuflar con el exceso de humor inmaduro y referencias sexuales.

El otro punto llamativo son las diferencias y odios que tienen productos entre sí, sólo por pertenecer a otra sección, lo cual queda ejemplificado a la perfección con el personaje de Kareemy Sammy Bagel JR. Donde Kareem representa a los islámicos y Sammy a los musulmanes. Su odio es aprendido, heredado, pero no comprendido ni justificado. A lo largo de la historia se dan cuenta de esto luego de vivir una aventura juntos, por lo que logran superar este odio histórico y cultural. La crítica es tan insolente como inteligente.

“Sausageparty” finalmente dentro de los disparatada y grosera que pueda ser, tiene una doble lectura que puede herir sensibilidades o agradar y dejar la sensación de que no sólo hubieron carcajadas vacías por lo delirante de los sucesos que acabamos de ver. Hace un pequeño llamado a la unión, a abandonar odios, a derribar fronteras, y a dejar de creer en religiones y dioses (sí, el mensaje es inequívocamente ateo, lo cual está bien por mi) lo que queda demostrado cuando todos los productoslogran deshacerse de sus diferencias para unirse contra los falsos dioses (los humanos) para destrozarlos en una divertida, épica y descabellada guerra dentro del supermercado, para terminar en una orgía entre todos los productos para celebrar el triunfo, siendo una de las escenas más surrealistas, grotescas, absurdas e hilarantes que he visto en toda mi vida.

El filme no es una genialidad (a pesar de que sí tiene momentos y personajes realmente notables) y está claro que dejará opiniones repartidas por su estilo, por los temas que trata y su clara posición al respecto, pero si no eres un tipo fanático religioso o muy sensible con temas tabúes o no tienes miedo de ver productos de supermercado teniendo sexo entre sí, y tienes ganas de reírte con una historia original, está es tú próxima película. Te recomiendo no verla comiendo, te sentirás muy extraño si lo haces.