This is the end: Cuando un carrete termina en el apocalipsis

Pensé muchas maneras de como conectar una reseña de cine con las fiestas patrias sin tener que criticar una película chilena (aparte no tengo ninguna en mira que me apetezca escribir sobre ella) entonces pensé: “El carrete po’ viejo”y de todos los filmes relacionados, estoy seguro que no hay más ad hoc que este.

25 de septiembre de 2018

This is the End es una comedia dirigida y escrita por la exitosa dupla de Evan Goldberg y Seth Rogen y sin ser una película de culto, es una de esas pocas que disfruto vez que la veo, cumple con su cometido como comedia: Me hace reír. Lo que a priori parece una tarea simple, es sabido que está muy lejos de serlo, de hecho el tratar de hacer reír es un trabajo espeluznante, el estar frente a una audiencia tratando de regalarles unas carcajadas y no conseguirlo debe ser una de las sensaciones más frustrantes que un ser humano puede soportar (y vaya que hay varias).

La premisa de la historia es una locura digna de Seth Rogen, un grupo de amigos está festejando justo en el momento que sucede el apocalipsis anunciado en el mayor bestseller que existe: La biblia.

Esta locura funciona por distintas razones, la más importante, tiene un impresionante elenco donde la química entre actores fluye de manera tan natural que es como ver jugar al Barcelona de la mejor época de Ronaldinho.

James Franco, Jay Baruchell, Danny McBride, Craig Robinson, Jonah Hill, Craig Robinson y el mismo Rogen, son los protagonistas que hacen que avance esta desquiciada aventura apocalíptica, quienes quedan atrapados en la nueva mansión de Franco mientras ocurre el fin del mundo, vemos como este grupo de actores, muy poco preparados para esta tarea, tratan de sobrevivir con “limitados” recursos.


Otro punto positivo es que a lo largo de la película vemos variados cameos de súper estrellas muy bien logrados, como el de Rihanna, Ema Watson, Kevin Hart, unos especialmente divertidos con Michael Cera y otro con Channing Tatum e incluso uno de los Backstreet Boys.

Cada una de estas intervenciones funciona a la perfección, están colocadas en el momento preciso y cada una tiene un chiste que te arrancará una risa y otras una estridente carcajada.

Ahora, lo más interesante del filme, es la originalidad con la cual está tratado el guion y los personajes, cada actor se representa a sí mismo, creando unas divertidas caricaturas de lo que es el frívolo y ególatra mundo del espectáculo, además se puede sentir que los interpretes lo están disfrutando y eso se trasmite a través de la pantalla y permite que el espectador los goce también.

La película está lejos de ser una genialidad, pero es una muy buena comedia donde abunda el alcohol, la marihuana, incluso el éxtasis, además de chistes muy bien escritos y varios momentos que son realmente para llorar de la risa.

Es de mis comedias favoritas y si quieres pasar un buen momento y distenderte por un poco más de una hora y media, creo que puede ser tú opción perfecta.

Yo me imagino que a esta altura deben estar todos encañados con varios terremotos en el cuerpo y tratando, todavía, de carretear hasta el fin. Mi humilde consejo, conoce tus limitaciones, ya que si no eres Seth Rogen, Danny McBride, James Franco o compañía, el llegar a tu propio apocalipsis no será gracioso, muy por el contrario se acercaría más a una tragedia mal hecha, pero ya somos gente grande ¿no?

Está demás decir que no conduzcas si vas a beber y si no tienes mucho dinero y estás sin panorama con un par de amigos, ya te soplé que puedes hacer… y bueno, este es el fin.