thefall
Un espacio común de la industria fílmica tradicional, se encuentra en la relativa homogeneidad de perspectivas. La común idea de cineastas con discursos, experiencias, ideas y proyectos cercanos se percibe como una debilidad, sin embargo es por ello meritorio reconocer a aquellos personajes que escapan de aquella realidad y que debido a su origen, trabajo y proyectos rompen con aquel grado de semejanza de la que se pudiese culpar al mundo del cine, especialmente a su capital, Hollywood.
 
La figura de Tarsem Singh destaca en su generación no sólo debido a la mezcla de elementos que configuran su obra, sino que además por lo que su mismo trabajo significa. El director nacido en India, educado en Estados Unidos determina en sus filmes una concepción de relato, ambientación y personaje que agradablemente refrescan lo que hasta el momento se ve en el espacio tradicional de cine.
 
Si bien los trabajos principales de Tarsem son merecedores de análisis y comentario, los siguientes párrafos se concentrarán en una obra en particular, The Fall (2006), película que en mi opinión ejemplifica de gran manera el complejo espacio cultural que es la obra de este director. El film, ambientado en Los Ángeles de 1920 relata el encuentro entre Alexandria, una pequeña niña internada por un brazo roto y Roy Wallace, un doble de acción lastimado tras una fallida acrobacia. El actor, interesado en obtener ayuda de la niña inicia un relato de aventuras que, presentado desde la idea de Alexandria empieza a mezclar la realidad con la fantasía. En aquella historia un heterogéneo grupo de aventureros, liderados por el Bandido Rojo, de unen con el común objetivo de obtener venganza del malvado y corrupto gobernador Odious.
 
The Fall - movie 2006
 
 
Uno de los elementos más rescatables de esta obra es la muy hábil relación de personajes y actores. El relato contado por Roy a la pequeña Alexandria se define por medio de lo que la pequeña conoce. Todos aquellos que poseen un papel dentro del relato serán retratados por personajes que están presentes en el mundo “real”, situación que permite una cercanía mucho mayor con lo que siente y lo que desea Alexandria, del mismo modo, lo irrisorio de la conexión de locaciones del relato, acción de los protagonistas y como ella misma empieza a influir en la historia constituyen un perfecto ejemplo de una historia “dentro” de una historia.
 
Otro elemento a destacar en la obra de Tarsem  es la complejidad de su trabajo en cuanto a la elección, selección y utilización de locaciones, todos los increíbles escenarios que aparecen a lo largo del filme son reales. La presencia de palacios, desiertos, selvas y edificaciones increíbles resultan en un actor más de la película, especialmente en un mundo donde las pantallas verdes y los fondos digitales ahorran fondos y simplifican la producción. Nuevamente la relación entre el relato y la imaginación de la joven Alexandria se hacen presentes fuertemente, en este caso el espacio de la acción aparece trastocado, irreal (a pesar de que efectivamente son locaciones reales) y esencialmente como parte de la imaginación de una joven niña.
 
El espacio donde transcurre la película, así como elementos de ambientación están continuamente separados de una lógica de continuidad o realismo histórico, ya sea el cabriolé del villano, los palacios indios o las ruinas romanas, todo está delimitado por cómo es relatada la historia y como ésta es entendida.
 
Tarsem Singh representa en su trabajo una mezcla de lugares, personajes, historias y resultados, su obra, “The Fall” resulta narrativa y visualmente un ejercicio de comprensión y relato más allá de lo que posiblemente un director completamente occidental pudiese constituir. Del mismo modo, técnicamente la película merece ser señalada como una bella labor de coleccionismo de personalidades y escenarios, situación que muchas veces queda sobrepasada por el peso de productoras o la obligación de obtener grandes ganancias.
The Fall - movie 2006
 
 
 
Finalmente, The Fall corresponde a aquellas películas que deben ser admiradas con la amplitud de la perspectiva artística dejando de lado el interés por lo que debiesen ser las estructuras tradicionales, las relaciones de causa y efecto comunes, y finalmente sólo queda señalar la gran experiencia que es disfrutar de una historia dentro de otra, las cuales finalmente estarán tremendamente ligadas una con la otra.