Tengo el honor y con mucha alegría de presentarles mi selección de los mejores discos de este año 2017, esos que me han dejado pegado en el techo, los que me han sorprendido y generado tremenda alegría de escuchar en mi cuarto o camino al trabajo. Ha sido un año intenso desde todas las líneas del arte y la música ha sido constante, los músicos y bandas han hecho un trabajo increíble y nosotros lo queremos reconocer en esta respetuosa selección.

Martes 12 de diciembre

5.- Tenemos Explosivos – Victoria 

Este invierno fue menos frío que el anterior, Victoria se quedó en nuestros corazones, nos entregó una historia emotiva desde un contexto histórico que está marcado con fuego en nuestra memoria, relatada quizás desde la perspectiva de alguien que tuvo que disponer su vida en pos de un propósito. El disco cuestiona el mito de la familia, como un conjunto de diferencias. Descriptivamente el trabajo de ejecución es perfecto,  la sonoridad es emotiva en cada riff de las guitarras, los golpes de la batería son furiosos y delicados a la vez, sosteniéndose en la intensa métrica y poesía que caracteriza este trabajo. Sin duda un disco que es necesario e imprescindible en tu reproductor.

4.- Bagual – Nulla

Bagual estuvo algo desaparecido, esto pudo haber sido producto de la salida de Felipe Machuca, guitarrista en la banda, pero el tiempo les dio la razón y vuelven como una aplanadora. Nulla es su último trabajo y está intenso, luego de arrasar con sus álbumes anteriores como Viento Sur (2014) y Viento Norte (2015), dan un paso adelante para dejarse caer con todo ¡Muy buen trabajo chicos! Ahora se aprontan a ser banda soporte de Kadavar en Chile en febrero del próximo año. Se respira en el aire muy buena bonanza para esta pandilla que no tiene miedo a nada. Son una gran montaña.

3.- Yajaira – Post Tenebras Lux

Lo que ocurre con Yajaira está en otro nivel. Esta música es fresca, con la identidad de siempre, pero arriba del techo, es un conjunto de elementos que los hace posicionarse como unos de los mejores discos del año. Cuando sacaron su anterior disco Antiguos Demonios (2014) uno creía que ya lo habían hecho todo, pero esto es una bofetada. Todo esto bajo el mando del tremendo Jack Endino, el mismo que ha estado detrás de bandas como Soundgarden, Nirvana, Mundhoney y también de los chilenos The Ganjas e Icaros Gasoline. Un disco que sí o sí debe reproducirse.

2.- Ufomammut– 8

Este disco me voló la cabeza, dentro del géneros sludge/doom/stoner. Esta es una obra maestra de principio a fin de lo italianos de Ufomammut. 8 tracks que te llevan por bosques de árboles ancianos, mezcla de frío y oscuridad. En este trabajo no hay tiempo para las pausas entre canciones, no te darás cuenta cuando ya te encuentres sumergido en este laberinto, esta para cabecearlo en el semáforo, arriba de micro o apretado en el metro. Si usted quiere encontrarte de frente con un golpe de energía del lado más siniestro de la música, entonces este álbum tiene que estar entre tus descargas.

1.- Portugal – Los Antiguos Astronautas

El trabajo de Portugal está dentro de la evolución musical que se está experimentando actualmente, la importancia de los sonidos, el experimentar con nuevos elementos hace que Los Antiguos Astronautas tenga, sin temor a equivocarme, una influencia tremenda de bandas como Radiohead, ojo esto no es una comparación, es más bien un hilo conductor, debido al espacio que generan en cada canción. Es importante a mi parecer darle espacio a cada sonido, a cada armonía para que esto se vaya completando, desarrollando y  armando como un lego, pieza por pieza. Producido y grabado por el gran Pepe Lastarria (All Tomorrows), este disco merece estar en nuestra lista de lo mejor del año.

Desde la humildad y con todo el respeto quise rescatar estos discos, si bien están marcados por mis propios gustos no creo haberme equivocado en esta selección, es importante darle toda la pantalla y plataformas a estas bandas, ya que hemos visto como han trabajado de manera ardua siendo fiel a su líneas musicales, todos mis respetos para todos uds. que están en sus trincheras dedicando horas interminables y explotando en creatividad para que nosotros nos  podamos dar este tipo de festín de sonidos.