Este 25 de julio, Vía Sinapsis  tuvo el orgullo de inaugurar el ciclo de “Tres Visiones sobre Educación” con la invitación del destacado historiador Rodrigo Araya; primer expositor en un ciclo de charlas que luego contará con la presencia del jurista Fernando Atria y posteriormente la ex Ministra de Educación (2000 – 2003) Mariana Aylwin. La ponencia de Rodrigo Araya fue dirigida por el moderador Héctor Cruzat y se efectúo en las dependencias de la Fundación Presidente Balmaceda ubicada en Huelén 102, piso 2, en Providencia. Dentro de este marco, la pregunta inicial que se lanzó al expositor se refería al diagnóstico que este hace sobre la situación de la educación chilena y el rol de los movimientos sociales.

De izquierda a derecha: Manuel Lobos (Secretario Ejecutivo Fundación Balmaceda), Rodrigo Araya (Historiador) y Héctor Cruzat (Moderador Vía Sinapsis)
 
Rodrigo Araya comenzó realizando una adecuada contextualización histórica que nos transportó a las conquistas sociales durante el periodo de Allende. Luego abordó el golpe de Estado y el periodo en que se desarrolla la dictadura militar; para continuar con el periodo de transición democrática. Finalizando así con el apogeo que durante el 2011 se vivió con el movimiento estudiantil y las luchas que aún sostienen en la actualidad.
 
Su hipótesis de trabajo señala que la dictadura militar provocó un fuerte retroceso de las educación pública debido al proceso de municipalización y la apertura de colegios privados y subvencionados; pero aún más, está enmarcada en un empobrecimiento continuo de la sociedad civil, del concepto de Estado de Protección a las continuas privatizaciones motivadas por una estrategia de economía neoliberal aplicada por los “Chicago Boys” durante fines de los 70 y la década de los 80.
 
En este sentido, el autor en coincidencia en su linea de pensamiento con el historiador Gabriel Salazar, quien postula que el movimiento estudiantil no se inaugura el 2011, sino que por el contrario, es un movimiento continuo a lo largo de toda la dictadura y la transición democrática. Además nos señala que su accionar no se circunscribe a lo netamente educacional, sino que está en permanente diálogo con la aspiraciones de la sociedad civil y con los movimientos populares y de trabajadores. Su crítica apunta a luchar contra la economía neoliberal, la dictadura y luego el duopolio político, representado en la Concertación y la Alianza por Chile. De manera que el movimiento aspira a restablecer una sociedad que respete los derechos fundamentales y tenga un carácter realmente integrativo dentro nuestra democracia, respetando a las minorías y los diversos pensamientos de la sociedad civil. 
 Recuerden que el ciclo de charlas continúa el lunes 12 de agosto con el abogado constitucionalista, Fernando Atria, y el lunes 26 de agosto con la ex-ministra de Educación, Mariana Aylwin.