harrison

Living in the Material World es el documental que el cineasta de Nueva York, Martin Scorsese, realizó sobre el beatle George Harrison el año 2011. El material se exhibió en dos partes en Estados Unidos por HBO los días 5 y 6 de  octubre del mismo año. Recién el 1 de mayo de este año se editó en DVD en Estados Unidos, a pesar de que en Inglaterra su edición en DVD y Blu-Ray estaba desde la fecha de estreno del documental. 

El director Scorsese, reconocido rockero, ha realizado trabajos como The Last Waltz, el registro del último concierto de The Band, que si bien se grabó en 1976, salió recién en 1978. Ha sido productor y dirigido uno de los capítulos, Feel Like Going Home, junto a otros directores renombrados como Clint Eastwood, en la serie documental del 2003, The Blues, que relata la historia de este género musical desde sus orígenes en Mississippi.  El año 2005 hizo el documental No Direction Home acerca de la primera etapa de la carrera de Bob Dylan, y tres años más tarde, el 2008, se juntó con The Rolling Stones para Shine a Light, concierto grabado en Nueva York en el Beacon Theater.
 
Su último vínculo cinematográfico relacionado a lo musical había sido un capricho del neoyorquino de hace bastante tiempo. No obstante, fue Olivia Harrison, la segunda esposa de George, quien contactó al director para comenzar con el proyecto. Como deseo que nunca llegó a vislumbrar en vida, el guitarrista deseó hacer un Anthology, como el de los Beatles en 1995, pero sobre él. Por su parte, inmediatamente después que Scorsese asumió como director, él mismo reveló que su participación en el documental fue a partir del interés que siente por las letras de Harrison, con las cuales se identifica.
 
La primera parte del trabajo relata los días de Harrison junto a los Beatles.  En ella vemos testimonios de gente como McCartney quien revelaba que ya desde los días del colegio, los jóvenes apuntaban a algo más, sin embargo para el zurdo y su compañero menor, Harrison, la respuesta llegó con la forma del rock n’ roll. Los días de la beatlemanía sirvieron para mantener al conjunto refugiados como unidad, ante la enorme presión que significaban las giras, los hoteles y los fans. El mismo George decía que cuando leía sobre él en la prensa asumía al “beatle George” como otra persona, como un sujeto construido por los medios de comunicación. Curiosamente Ringo habla de su amigo como una persona de dos personalidades, sobre todo en los días de histeria beatle, uno era el cariñoso y el otro era furioso, capaz de pelear con los paparazzi para que lo dejaran disfrutar con sus amigos.

George en sus días como Teddy Boy
Después de que los Beatles dejaran de dar conciertos en 1966, la personalidad de Harrison va cambiando, por supuesto la experiencia con drogas tales como el LSD transformaron su visión del mundo. La comparación que hace George es que un cigarro de marihuana era como tomarse una cerveza con los amigos, mientras que el LSD era como un viaje a la Luna. No obstante, estas experiencias dejaron marca en su vida, puesto que bajo los efectos de la droga sintió un susurro que le decía “yogui del Himalaya”. Esta vivencia, según el propio músico, quedó en su subconsciente y mermó en su cambio de personalidad. En parte del documental hay una entrevista en donde plantea, a propósito de la fama del conjunto, que aprendió a reconocer que la plata, si bien se disfrutó en un principio, no era la respuesta a sus necesidades como individuos, si no que esas necesidades las daban  las religiones.  
 
 
 Acá el trailer oficial del documental George Harrison: Living in the Material World