Jorge-González-2015

Jorge Humberto González Ríos, cantautor nacional nacido en la comuna de San Miguel , Santiago. Si vives en Chile, difícilmente no habrás escuchado hablar de aquel hombre que cantó lo que pocos o nadie se atrevía a decir, en un ritmo que logró llamar la atención de jóvenes y adultos de aquella época, la banda que muchos consideran la más importante en la historia de Chile, Los Prisioneros.

Este ídolo, es recordado principalmente por el movimiento radical que causó en la década de los 80’s, junto a sus dos amigos (al menos hasta entonces), Miguel Tapia y Claudio Narea. Musicalmente hablando, Jorge González durante el tiempo, ha sabido posicionarse en la cabeza de todos de una u otra manera, ya que su aporte a la cultura nacional y a la historia musical chilena es innegable para cualquiera, es por esto que en el presente año (2016), se le otorgó el “Premio a la Música Nacional Presidente de la República”, que se suma a la lista de premios que éste ha recibido, de los cuales se destacan: discos de Oro y Platino, además de todos los premios posibles en  el “Festival de Viña del Mar”.

La carrera de González habla por sí sola, basta con revisar en los archivos nacionales para darse cuenta por qué muchos lo catalogan al mismo nivel de grandes artistas“socio musical” chilenos, tales como Violeta Parra, Víctor Jara, entre otros.

Revisemos un pequeño resumen de los hechos más importantes que han marcado su carrera musical:

La voz de los 80 (1984): El disco que loinicio todo.

Si nos vamos a los principios de todo, la voz de los 80 aparece como la gran obra musical de Jorge González,marcando un antes y un después en el rock nacional. Con canciones como “La voz de los 80”, “Sexo”, “Nunca quedas mal con nadie” y “Paramar”, entre muchas otras, este grupo logró llamar la atención de Chile, que no volvería a ser el mismo desde entonces.

2116754

El baile de los que sobran: La canción que se volvió himno nacional.

“Únanse al baile de los que sobran, nadie nos va a echar jamás, nadie nos quiso ayudar de verdad”, dice el coro de esta canción que salió a la luz en el disco “Pateando Piedras” (1986), una crítica social que demuestra la diferencia que existe en Chile entre los sectores sociales altos y bajos. Esta canción traspasó generaciones, y se mantiene vigente hasta el día de hoy como un verdadero himno nacional.

 Corazones (1990): Cambio radical, éxito rotundo.

En este disco, González y Los Prisioneros cambian la guitarra como instrumento principal y el teclado toma toda la fuerza del canto que aparecía en el disco. La crítica social quedo un tanto atrás y el amor y desamor se toma lo que es la nueva frontera musical de González. A pesar de que todo jugaba en contra a “Los Prisioneros”, por la reciente salida del grupo de Claudio Narea, este disco consiguió ser el mayor éxito de ventas para el conjunto. Se destacan canciones como “Tren al sur”, “Amiga mía”, “Corazones rojos” y “Estrechez de Corazón”, que están entre las más recordadas.

Carrera solista: Otra visión de la música, la misma personalidad irreverente.

La separación de “Los Prisioneros” no detuvo a González con su música, donde a lo largo del tiempo, exploró ritmos y armonías que para muchos fueron de extrañar, pues el estereotipo “González Rockstar” se tomó la cabeza de todos sus seguidores. A lo contrario de lo que muchos esperaban, Jorge llevó el amor y desamor como el principal contenido de sus letras en sus 5 discos como solista (más 2 que fueron publicados bajo el seudónimo de Leonino), siendo “Libro”, álbum del año 2013, uno de los discos más queridos por el artista. Al igual que “Trenes” (suúltimo disco lanzado hasta la fecha), muestran ritmos tranquilos y serenos, pero de gran poder musical, donde la guitarra acústica y teclado suenan como sus instrumentos predilectos.

Canciones como “Mi casa en el árbol”, “Esta es para hacerte feliz”, “Fe” y “Nunca te haría daño” han quedado la memoria de todos sus fans, quedando en el repertorio de González, casi infaltables en todos sus conciertos y al mismo peso de sus rolas de peso pesado en Los Prisioneros.

hqdefault

A pesar de lo musical, el artista es conocido también por su fuerte carácter y esa cualidad de decir las cosas directamente y sin anestesia, ha conseguido una admiración de muchos, pero por esta misma razón, se ganó el desagrado y rechazo de otros.

Recordada es la presentación en la Teletón 2002, cuando junto a Los Prisioneros se pararon frente a miles de personas, para criticar la campaña, diciendo lo siguiente: Qué lindo, ¿no? Qué bonito que se pueda transformar una cosa en otra. Que de todo el ego gigante, de todas las ganas de figurar que tenemos los artistas podamos transformarlo en ayuda a los niños, que toda la avaricia y el sentido del buen negocio que tienen las empresas, que pueden subir los precios, pagar menos impuestos, hacerse propaganda y con lo que consume la gente, entre comillas, ayudar, se puede ayudar realmente a los niños. Queremos dedicar a toda la gente que ha figurado hoy día, a nosotros mismos, al gran Don Francisco, esta canción, y lo que necesitamos nosotros juntar… se llama ¡Quieren dinero!”.O bien sus frases de criticas social y política,  nada más y nada menos que durante sus presentaciones en el Festival de Viña del Mar.

En la actualidad, González, víctima de un accidente cerebro vascular, producido en febrero de 2015, se encuentra retirado de los escenarios y en una continua recuperación, ya que debido a lo sucedido, gran parte de su cuerpo resultó dañado y deja un futuro incierto.

¿Volverá Jorge González a los escenarios? sólo el tiempo dirá el resultado a esta pregunta, pero pase lo que pase siempre quedará el gran recuerdo de este músico, artista y genio, que le enseñó a muchos el inmenso poder de la música, y que junto a un bajo en los brazos, dos amigos y una personalidad para decir lo que varios piensan, pero nadie se atreve , logró reunir a miles bajo un mismo ritmo y quedar para siempre en la historia de Chile.

Si bien, me declaro fanático de González, soy aún más del rock latino y la música chilena. Grandes artistas también reconocen el recorrido de este gran músico, quienes realizaron un homenaje en el concierto Nada es para siempre, el pasado 27 de noviembre de 2015 en el Movistar Arena,  como agradecimiento a este ídolo por su música y arte.

Marco Acevedo