Sensaciones que dan vueltas y una música que rompe estereotipos. Este martes se presentó Keiko Borjeson, una cantante y pianista nipona que domina las fronteras del jazz, swing y be-pop.

 

13 de julio de 2017

El Centro Cultural de las condes se vistió de gala para recibir a la imponente cantante nipona Keiko Borjeson, quien dio luces de su maestría en el dominio del jazz fusión con notas de swing y una marcada influencia del be-pop.

Esta es su primera estadía en Chile, luego de importantes escalas en festivales de Italia, Letonia, Suecia, China, Polonia, Alemania, Inglaterra, Rusia, Hong Kong y Egipto; además de actuar ante el Presidente George Bush en la Casa Blanca. Premiada por los críticos, recibió la Medalla de la Estrella Polar, otorgada por el Rey de Suecia.

Usando un impecable vestido negro, Keiko dio inicio a una velada íntima, interpretando las grandes canciones de sus carrera, la mayoría de ellas de habla inglesa. Aunque, a medida que avanzaban las melodías junto a su piano, incluyó, para sorpresa nuestra, dos canciones en español.

Estas innovaciones son una constante en la carrera de Keiko, nos referimos a su continuo aprendizaje y curiosidad por lugares y melodías del planeta, elementos que la convierten en una artista completa. Quizás por ello, el compositor y pianista norteamericano Hank Jones, la llamó como:

“Una de las más grandes innovadoras pianistas que he conocido y escuchado en años. Su estilo atrevido y alegre es una combinación que puede parecer contradictoria, pero que cristaliza perfectamente en las manos de Keiko”.

 

 

Luz María Vergara