mogwai

I don’t know Johnny Rotten.. but I’m sure, I’m sure he puts as much blood and sweat into what he does as Sigmund Freud did. You see, what, what sounds to you like a big load of trashy old noise… is in fact… the brilliant music of a genius… myself. And that music is so powerful, that it’s quite beyond my control. And, ah… when I’m in the grips of it, I don’t feel pleasure and I don’t feel pain, either physically or emotionally. Do you understand what I’m talking about? Have you ever, have you ever felt like that? When you just, when you just, you couldn’t feel anything, and you didn’t want to either. You know, like that? Do you understand what I’m saying, sir?

 
Extracto de la entrevista de Iggy Pop para la CBC en marzo de 1977, utilizado en la canción, Punk Rock, del disco, Come On Die Young, de Mogwai, 1999.
 
 
Mogwai con el paso de los años se ha transformado en una pequeña gran banda de culto. Oriundos de Glasgow, Escocia, el quinteto es reacio a las categorizaciones de la crítica, aun así, la etiqueta de post-rock que los persigue a menudo, resume sólo en parte la complejidad de su sonido y no termina por demarcar el terreno fértil de esta agrupación. Por el contrario, alimenta el carácter visceral que recogen las sinfonías que construyen los escoceses, en donde se condensa una innumerable paleta de valores musicales que sólo complejizan el sonido de esta banda. Dueños de un sonido introspectivo y delicado, este quinteto son los hijos del rock experimental, llevándose un reconocimiento global por parte de la crítica y sus fieles seguidores. En Via Sinapsis quisimos ahondar en la historia y presencia de este grupo escoces que ha visitado en ya dos ocasiones nuestro país, 2002 y 2011, para adentrarnos en su lugar dentro de la escena musical contemporánea, escarbar dentro de su trabajo y su personalidad arrolladora.

La banda conformada por Stuart Braithwaite (guitarra), Dominic Aitchison (bajo), Martin Bulloch (batería), Barry Burns (guitarra, teclados, flauta) y John Cummings (guitarra) nace en 1995 con una propuesta vanguardista, cósmica e independiente. Su nombre se debe a la criatura de la película “Gremlins”, que significa “espíritu maligno” en cantones. Con claras influencias de bandas como My Bloody Valentine, The Cure, Joy Division o Slint, Mogwai también suma elementos del sonido clásico del noise,presentes en bandas como The Static (Glenn Branca) o Sonic Youth. El trabajo que se emprende desde entonces, vaga por melodías que alternan atmósferas espaciales con sonidos abrasivos y saturados que caracterizan a la agrupación desde sus inicios.

Describir el sonido de Mogwai no es algo sencillo. El quinteto es dueño de una personalidad propia caracterizado por la sucesión de momentos suaves y el estallido de la distorsión de sus tres guitarras. Sin duda, su mayor fortaleza se encuentra en la creación de texturas y melodías ambientales que despegan sutiles, calmas, profundamente sentimentales e introspectivas para pasar de vuelco a composiciones agresivas y sobrecargadas de esta belleza abstracta que es el ruido. El trabajo y la identidad de estos escoceses está precisamente ahí. La banda se concentra en su capacidad sinigual de alternar con gran sensibilidad compositiva momentos sonoros opuestos, que dan como resultado un sonido ecléctico, cargado de energía, con un espíritu e intensidad que pocos pueden igualar. Esta dualidad presente en la gran mayoría de sus composiciones: paz y guerra; orden y caos; vida y muerte, surge como columna vertebral en la construcción de sus sinfonías.  
 
 
Esta ha sido la receta que ha llevado a los escoceses a ser poseedores de 8 álbumes de estudio y que también los ha llevado a incursionar dentro del mundo audiovisual. En el 2006, la banda compuso el soundtrack para el documental del futbolista francés, Zidane: A 21st Century Portrait. Trabajaron también con Kronos Quartet y Clint Marsell para la banda sonora de la película, The Fountain (2006) del director Darren Aronofsky. A esto hay que sumar el documental, Burning, filmado en el 2009 en donde se presentan en el Music Hall de Williamsburg, en Brooklyn, New York, dirigido por Vincent Moon y Nathanaël Le Scouarnec y el cortometraje, Adelia, I Want To Love: A Film About Mogwai, grabado durante en el 2009. Les Revenants, corresponde a su más reciente producción, lanzado el 25 de febrero del presente año, se trata de un trabajo de banda sonora para una serie de televisión francesa sobre zombies del mismo nombre. Material que la banda ya estrenó con, Wizard Motor, uno de los 14 tracks con los que está compuesto el álbum.

Mogwai ha buscado definirse bajo una ética determinada. Dentro de su fórmula artística, el quinteto siempre ha dejado relucir su idea del nihilismo frente a la vida, su estética y su postura frente a la industria musical. Si bien, su sonido encuentra sus raíces en la experimentación, también se presenta como heredero de una filosofía del sonido callejero de finales de los 70. La idea del ruido como otra vertiente del arte musical, si bien no es una idea original en nuestros días, tiene un origen claro en el movimiento contracultural que representó el punk en sus días.

El trabajo de los escoceses no se caracteriza por recoger el sonido crudo y descuidado de bandas como The Sex Pistols, G.B.H o The Exploited, ni tampoco su particular estética, sino que ampara en su sombra los conceptos que acunó de este movimiento y los reinventa según su propia mirada. Es así que el White Noise que desarrollan los escoceses, es la culminación de una síntesis contemporánea de la historia del punk dentro de la música, haciendo una revisión a todos sus subgéneros: post-punk, post-hardcore y no wave. Elaborando un sonido saturado y abrasivo, pero no por esto poco elaborado y descuidado.

Como una ironía de humor negro, el nombre de su producción, Hardcore will never die, but you will (2011). Nace de la idea de los valores que aloja todo lo oscuro, violento, crudo que representa lo hardcore. El título nos recuerda que más temprano que tarde todos morimos, pero es esta fuerza condesada en una palabra lo que sí sobrevivirá como parte de nuestra propia naturaleza. No deja de hacer eco aquella clásica imagen en que Johnny Rotten junto a su banda le cantaba a la reina flotando sobre el rio Thames: “There is no future”.

Mogwai es sin duda una de las bandas más destacadas del género musical llamado post-rock. Si bien el quinteto escoces ha buscado reinventarse con los años, su camino ha seguido una senda que han venido construyendo con los años. La fórmula de su éxito está probada y les ha rendido un reconocimiento global que también les brinda cierta comodidad. Aun así, incombustibles, siguen entregando tapones en la entrada de sus conciertos para proteger los oídos de aquellos a quienes los decibeles de estos padres del ruido blanco aún asustan.
 
“Creo que tienes razón acerca de cómo ha cambiado nuestro sonido, pero mucho de eso tiene que ver con las maneras en que ha cambiado la grabación de música desde entonces, los procesos, las tecnologías. Por supuesto que nos interesa explorar nuevas posibilidades, pero creo que en vivo, al final, siempre todo se trata acerca de nosotros, siempre los cinco en el escenario y eso es lo que importa. Seguimos siendo muy fieles a como hemos sido siempre.”
 
 
 
 
Discografía:
LP:
1997 Young Team.
1999 Come on Die Young.
2001 Rock Action.
2003 Happy Songs for Happy People.
2006 Mr. Beast.
2008 Young Team.
2008 The Hawk Is Howling.
2011 Hardcore Will Never Die, But You Will.
 
EP:
1997 4 Satin.
1998 No Education = No Future (Fuck the Curfew).
1999 EP
2001 Travels in Constants, Vol. 12
2001 UK / European Tour EP.
2006 Travel Is Dangerous.
2008 Batcat.
2011 Home Demos EP.
2011 Earth Division.