SUGAR-MAN

El documental Searching for Sugar Man abrió ayer el Festival In-Edit en el Teatro Nescafé de Las Artes. Con un lleno total, los espectadores fuimos testigos de un maravilloso trabajo, que dio el paso inicial, a una fiesta que se extenderá hasta el domingo 16 de diciembre.
 
Searching for Sugar Man es la ópera prima del director Malik Bendjelloul en la pantalla grande. La historia es un documental que relata la búsqueda de dos fans de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, para descubrir qué fue de su ídolo musical, Rodriguez. De este misterioso músico sólo tienen sus dos álbumes, Cold Fact (1970) y Coming from Reality (1971), ambos súper ventas en su país, y con una fanaticada que cruza generaciones.
 
 En Estados Unidos, sin embargo, la historia fue distinta. Uno de las personas que lo conoció, da una cifra de los discos que Rodriguez vendió en su país, no más de seis. A pesar que poco a poco se rebela que su música, con un indiscutido “sabor” a Bob Dylan, constituye un rico lenguaje, tanto en su lírica, como en su música, la que la hace brillar por sí sola. Y son estos relatos que hacen del trabajo de Bendjelloul, atractivo, dinámico y misterioso, como su propio protagonista.
 
Por momentos el trabajo puede recordar ciertos atisbos de Anvil: The Story of Anvil (2008) en cuanto al esquivo reconocimiento  y fama que pudo haber tenido el artista. Pero hay algo especial en Searching for Sugar Man, que supera a la obra de Sacha Gervasi, y esa es la ventaja que existe cuando la historia es simplemente mágica. 
 
Durante este 2012 la película ha tenido un éxito abrumador. Ganó el premio del Jurado y de la Audiencia en el festival de Sundance, así como también otro entregado en el festival de Los Ángeles.
 
La próxima exhibición de Searching for Sugar Man será el jueves 13 de diciembre, en el Teatro Nescafé de Las Artes. Por tanto, la invitación está hecha para que vayan a ver un excelente trabajo, y quién sabe, tal vez con un nuevo artista favorito para la vida.