21 de marzo de 2017

La odisea cotidiana que significa vivir en lugares donde las oportunidades escasean y los sueños frustrados condicionan la vida, trae para algunos la resignación. Pero hay otros que se revelan con rabia ante lo que parece ser el destino, decididos a que también pueden intentar ser felices. Es la esencia de Sumando heridas, el libro de cuentos de Carlos Miranda Rozas.

Describe tu aldea y describirás el mundo. La visión de Tolstoi impregna la escritura de Carlos Miranda Rozas en Sumando heridas, novel autor quien, con una escritura directa y emotiva, nos transporta al Chile que está más allá de las grandes ciudades. Así, nos adentra en la vida de personas simples, alejadas de las oportunidades, que aman, sueñan y ven cómo la vida les pasa por el lado. De tal modo, que el acto mismo de vivir aparece como una lucha permanente que transforma a hombres y mujeres en héroes y anti-héroes sin lustre.

En sus cuentos, la violencia, el machismo y el desamparo que hieren a la Reina del Rodeo, el viaje a un lugar incierto en Batunge y Rumbo al albergue, y la desesperanza en Sumando heridas, son una invitación a mirar de frente el dolor, la frustración y la soledad, pero también el amor y la esperanza, en la que muchas veces nosotros, al igual que los personajes, somos los protagonistas.

Carlos Miranda Rozas es sociólogo de la Universidad de Chile y Magíster en Historia de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, donde actualmente cursa el Doctorado en la misma disciplina. Vive en la ciudad de Llay-Llay, en la región de Valparaíso, y se ha desempeñado como docente en las Universidades de Chile y de Aconcagua.

Ha publicado diferentes artículos en revistas nacionales y extranjeras, y columnas de opinión en el diario El Observador y, actualmente, para el diario El Trabajo de San Felipe. Paralelamente a su rol de académico se ha dedicado a la literatura, donde ya recibió una mención con Batunge en el concurso Cuentos en Movimiento que fue publicado en el libro titulado Antología.