A raíz de la pandemia, el festival recién concluido implementó un sistema de streaming gratuito para que el público pudiese disfrutar de todas las obras que participaron en su versión nº16, desde un computador o smartphone. Pese a eso, el procedimiento del sitio web fue ineficiente, lo que dificultó ver toda la programación, salvo algunos largos y cortometrajes.

Resulta irónico en un servicio gratuito, casi nadie haya alcanzado a ver todas las películas y cortometrajes que estuvieron disponibles por una semana en SANFIC (https://digital.sanfic.com/). El festival de cine de Santiago permitió que cualquier usuario con sesión creada en su sitio web, pudiera seleccionar lo que quería ver y armar su propia lista al respecto.

El problema fue que siempre hubo determinados cupos para ver cada cinta, disponibles solamente por un día y que rápidamente se agotaban, imposibilitando, en la práctica, su observación. El sistema obligó al espectador a conectarse muy temprano en la página, para reservar lo que quería ver durante la jornada.

Un proceso que aún así tenía resultados bastante aleatorios, con trabajos que a pesar de contar con cupos disponibles a partir de las 6 de la mañana, de igual manera, se agotaron en un parpadeo. Es recomendable para otras entidades o empresas dedicadas al mundo audiovisual, pensar dos veces si quieren seguir los mismos pasos que realizó SANFIC este año, ya que hubo cientos de reclamos en redes sociales. Sin más que agregar al respecto, procedemos a hablarles de lo que pudimos ver en esta edición:

 

LOS INVITADOS

Cortometraje

Escrita y dirigida: Valentina Arango

Protagonistas: Héctor Noguera y Consuelo Holzapfel

Werner (79), un viudo terco y secretamente romántico, moriría en soledad si no fuese por Teresa (71). Aunque los dos viejos ya tienen sus rituales cotidianos para lidiar con la soledad y las vicisitudes de la vejez. Últimamente Teresa parece triste, distante. Para alegrarla, el viudo organiza una celebración en la casa, pero tiene un problema: casi todos sus amigos han muerto. Mientras Werner lucha por tener todo listo y Teresa se pone guapa, alguien más está ayudándolos con “los invitados”.

PAR

Cortometraje

Escrita y dirigida: Valentina Flores

Protagonistas: Giannina Fruttero y David Gaete

Giannina y David, dos hermanos enredados en una ambivalente relación amorosa, se introducen secretamente a casas que sus dueños han dejado vacías por las vacaciones de verano, para ocuparlas y vivir allí, por un día, su secreta intimidad.

 

DE LOS AFECTOS Y LA MEMORIA

Cortometraje

Escrita y dirigida: Raimundo Naretto

Protagonistas: Alejandro Trejo, Delfina Guzmán y Trinidad Urzúa

Freddy, un hombre con mal de Diógenes, vive en la casa de su madre -Rosa- quien por su parte sufre una aguda demencia senil. En este lugar, Freddy ha creado un caótico y hermético mundo, el que se verá sacudido luego de que su hija, Camila, lo visite después de cinco años sin verse.

 

LOS SONÁMBULOS

Largometraje

Escrita y dirigida: Paula Hernández

Protagonistas: Érica Rivas y Ornella D’Elía

Luisa pasa las fiestas de fin de año en la parcela de la familia de su marido, junto con Ana, su hija de 14 años. A Luisa le preocupa de sobremanera lo que le pasa a Ana, que está entrando en la adolescencia, pero que además sufre de sonambulismo, afección que heredó de su padre y su abuela. Estos días calurosos en una antigua casa en el campo, llena de cuñados y sobrinos políticos, parecen reactivar en Luisa y su esposo la crisis matrimonial que los embarga. Mientras que Ana, absorta en su mundo personal que se concentra en su teléfono celular, comienza a darse cuente que su cuerpo cambia y de lo que provocan las hormonas a su edad, especialmente con el regreso de un misterioso primo que hará de este verano un recuerdo imborrable para todos.

 

LOS ANILLOS DE LA SERPIENTE

Cortometraje

Escrita y dirigida: Edison Cájas

Protagonista: Paulina García

En el Chile, una vez recuperada la democracia, Ana (60) es una profesora brillante de medicina forense. Vive con su hija, Úrsula (25), una joven con autismo y con su cuidadora, Elena (82). Un día, el nombre de Ana aparece en una lista de ex agentes de la dictadura. Ante el acecho de la policía y viejos compañeros de trabajo, Ana deberá proteger lo más preciado, su hija Úrsula.