La aclamada cinta francesa relata con bastante honestidad el desarrollo gradual de la atracción entre dos individuos con vidas tan similares como distintas.

2 de julio de 2021

Dirigido y escrito por Claude Lelouch (Melodía de la Vida, Toda una Vida, Los Miserables), el filme estrenado originalmente en 1966 tiene como protagonistas a Anne (Anouk Aimée) y Jean-Louis (Jean-Louis Trintignant). Ambos viudos y padres de dos niños que son compañeros en un internado de la ciudad de Deauville. Precisamente, sus roles paternos causan que coincidan durante una noche lluviosa, en que después de que ambos dejen a sus hijos en el colegio, Anne pierde el tren que la llevaría a París y Jean-Louis se ofrece a llevarla en auto. En medio del viaje hacia la ciudad luz, Jean-Louis y Anne comienzan a conocerse mejor y la química es instantánea.

Los adultos pasan más tiempo juntos, cada vez que viajan a la costa a visitar a sus hijos los fines de semana. Pero aún así, integran a los pequeños a estos encuentros para camuflar el interés que va surgiendo entre ambos. Mientras siguen conociéndose y dejándose conocer por el espectador, comprendemos gracias a un montaje bastante creativo y efectivo, la soledad que embarga tanto a Jean-Louis como a Anne, producto de la pérdida de un ser amado, en diferentes circunstancias, pero que cada uno experimenta con igual o menos intensidad en su día a día. Dar el salto en lo que respecta ceder a sus sentimientos resulta crucial para cada uno.

Un hombre y una mujer —titulada originalmente Un homme et une femme— fue un gran éxito en Francia y en el resto del mundo a mediados de los 60. Se transformó en un ícono dentro de la historia del cine francés y obtuvo diversas estatuillas, como el premio Óscar a la Mejor Película Extranjera en 1967, la Palma de Oro en el Festival de Cannes y el premio BAFTA a la mejor actriz. Otros puntos a destacar de la película es su música, a cargo de Francis Lai, donde destaca la inclusión del brasileño Vinicius de Moraes, y la dirección de fotografía de la cinta, con la presencia alternada de colores vivos como blancos y negros, que ayudan a construir un relato más original y envolvente.

La cinta dura 102 minutos y pueden encontrarla disponible subtitulada en zoowoman.website.